Actualidad

27/09/2016

Algunos falsos mitos sobre lentillas

Algunos falsos mitos sobre lentillas

A pesar de ser un gran avance para los que tienen algún defecto de la visión, las lentillas diarias en Coria siguen teniendo detractores aún hoy día que han difundido poco a poco falsos mitos sobre el uso de estos sustitutos de las gafas que tantas ventajas tienen para el usuario, creencias que vamos a tratar de desmentir en las siguientes líneas.

Uno de los principales bulos que existen sobre las lentillas que puedes encargar en Federópticos Lenticor es sobre su incomodidad, algo que todo el que haya probado unas lentillas en su vida sabrá que es rotundamente falso. La comodidad o no de unas lentillas tiene más que ver con la sequedad de los ojos y del mal uso que se haga de ellas, por ejemplo, si se extiende el uso de las lentillas diarias a más de un día o las de mes por encima de ese periodo, pero si se cumple lo recomendado, las lentillas ni se notará que se tienen.

Más sorprendentes son aún los falsos mitos que aseguran que pueden quedarse pegadas al ojo o incluso perderse detrás del globo ocular, algo imposible porque el ojo humano está cubierto por la conjuntiva, una fina membrana que lo recubre y protege.

Sobre la complicación del mantenimiento de las lentillas diarias en Coria también existen teorías, pero la realidad es que se necesita un portalentillas y una solución única que se facilita con su compra. Nada tiene de especial su cuidado, como tampoco es cierto que solo los miopes puedan usarlas, ya que existen para corregir otros defectos visuales, o que no se puedan usar con maquillaje.